Siguiendo a los maestros de la sospecha

Publicado: diciembre 29, 2010 en consumo, Medios de comunicación
Etiquetas:, , , , , ,

Marx, Freud y Nietzsche fueron denominados por Ricoeur como los Maestros de la Sospecha porque con sus obras pusieron en crisis el concepto de racionalidad. Podríamos pensar que con el paso de los años, influidos por sus innovadores análisis, hoy en día nuestro pensamiento asume plenamente que no hay una racionalidad histórica que dirija los acontecimientos (Marx), sino un cruce de fuerzas producto de las voluntades humanas (Nietzsche) que ni siquiera tienen una conciencia unitaria, sino que son el resultado de otras fuerzas presentes en el mismo interior de cada individuo (Freud).

Así que nuestra razón no es lo que pensabámos… ¿Lo hemos asumido plenamente? ¿No seguimos pensando y confiando en que el estado del bienestar occidental es el mejor logro de la democracia, con su más y mejor para todos? Hay una agradable mano invisible que surge del cruce democrático de todas las voluntades y que nos lleva hacia un gobierno elegido por todos, unos representantes que altruistamente olvidan sus intereses particulares y ponen su trabajo al servicio de la comunidad.

Vivimos en un mundo seguro donde los que tienen mucho dinero es porque se lo han ganado con el sudor de su frente (¿o no?). ¡Qué agradable pensar que el mundo es completamente racional! Todo funciona según la causalidad, trabajo, gano dinero, compro lo que quiero, soy feliz… Y todo ser humano, cuando hayamos logrado extender nuestro sistema a todo el planeta Tierra, podrá disfrutar de este agradable sistema.

¡Uy! Un pequeño escollo, los países emergentes. Es verdad, ahí también hay seres humanos que merecen una vida como la nuestra… Ayudémosles a evolucionar, nosotros que sabemos cuál es la cima de la evolución humana. Una pequeña presunción algo etnocéntrica, pero inocente. Permítasenos, que es por el bien de todos, aunque no todo el mundo esté de acuerdo; aunque tal vez nuestro ecosistema no aguante la presión de la contaminación que produce nuestro consumo; aunque nuestro sistema requiera un déficit estructural soportado por unos pocos que no pueden acceder a los recursos. ¡Ah! Pero es que esos son unos vagos que no quieren trabajar, aquí el que trabaja gana dinero… ¿O no?

CONSEJO 1: Voy a tratar de desconfiar de lo que aparezca en los Medios de Comunicación (y sí, soy consciente de que este es un medio más). No se trata de negarlo todo como una mera patraña, no voy a ser tan ingenuo. Pero detrás de cualquier noticia está El Revés de La Trama que no se cuenta. Será muy sano desenmascararlo para evitar que confunda la flecha con el objetivo.

Anuncios
comentarios
  1. Tony dice:

    Buen post, me sirvió mucho! muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s