Qué me gusta de Anonymous

Publicado: enero 23, 2011 en libertad, Medios de comunicación
Etiquetas:, , ,

Desde hace un tiempo todos estamos oyendo hablar mucho sobre Anonymous, especialmente en relación con el tema de Wikileaks. Entre la gran cantidad de cosas que se han publicado al respecto, tuve la fortuna de leer el pasado domingo el artículo de Joseba Elola del diario El País titulado Somos Anonymous, que iluminó mi curiosidad lo suficiente para iniciar la búsqueda de más información.

En el citado artículo se sitúa el inicio de Anonymous a mediados de los noventa, en torno a la lucha contra la Iglesia de la Cienciología. Una iniciativa en contra de cualquier pseudociencia y/o religión que terminó por tomar forma en 2008 en torno a varios foros de opinión en la red. Pero, al margen de su origen, lo que podemos observar en todos los foros Anonymous es su lucha por la libertad de expresión. El apoyo que este grupo ha proporcionado a Julian Assange con el caso Wikileaks demuestra claramente esta defensa y ha conseguido que Anonymous aparezca en prácticamente todos los medios.

La máscara de Guy Fawkes, de la película V de Vendetta, es uno de los símbolos de los miembros de este grupo, que la llevan puesta en sus acciones para remarcar su anonimato y su mensaje “todos somos anonymous”.

¿Por qué me gusta Anonymous?
  • Si las palabras que ellos mismos usan para definirse son correctas, es un grupo de personas que simplemente luchan por la libertad de expresión desde el anonimato (de ahí su nombre). En su carta abierta afirman:

El mensaje es simple: Libertad de Expresión. Anonymous está haciendo una campaña pacifica por la libertad de expresión en todos los sitios y en todas sus formas. Libertad de Expresión para: Internet, para el periodismo y los periodistas, y para los ciudadanos del mundo. Independientemente de tu opinión o lo que tengas que decir; Anonymous está luchando por ti.
(…) Las intenciones de Anonymous son muy claras. No somos vigilantes, somo personas haciendo campaña por la libertad.
Nuestro mensaje, intenciones y objetivos potenciales. Anonymous.

  • Por tanto, no hay ningún tipo de líderes, ni portavoces ni jerarquía, así que cada persona decide individualmente si participa o no en las acciones que se proponen y se discuten en los diversos foros y chats donde se reúnen anonymous de todo el mundo. Respeta, por tanto, la autonomía racional de cada indivuo, que decide libremente si sumarse o no a cada acción. Por lo que tampoco se adscriben a ningún partido político ni ideología.

Es producto del momento, de la interacción, de la necesidad de movilizarse en un mundo cínico, corrupto e injusto. Se ha tejido de forma orgánica, conversación sobre conversación, idea sobre idea, propuesta sobre propuesta. Cualquiera puede formar parte de Anonymous, cualquiera puede entrar cuando quiera y sumarse a la conversación en webs como whyweprotest.net. Entrará en un mundo en el que la gente se va poniendo progresivamente de acuerdo sobre una idea hasta que una suerte de consenso espontáneo indica cuál es el siguiente objetivo.
Somos Anonymous. El País 16/01/2011

  • En mi opinión, más que un grupo de personas es todo un movimiento social de protesta contra la falta de transparencia y la manipulación mediática. Por este motivo han visto en todo el caso Wikileaks, reacciones de los implicados, juicio contra Assange y demás una clara manera de mostrar su apoyo a la libertad de expresión.

Las noticias más recientes sobre nuestra campaña han sido, en el mejor de los casos, mal informadas. Anonymous no es siempre el mismo grupo de gente. (…) Anonymous es una idea viva. Una idea que puede ser editada, actualizada, cambiada en tan solo un instante. Somos una conciencia viva. No somos una organización terrorista (…). Actualmente Anonymous es una conciencia concentrada en una pacifica campaña por la Libertad de Expresión. Pedimos el apoyo del mundo, pero no por nosotros, sino por vosotros. (…) Internet puede conectarnos a todos. Cuando estamos conectados somos fuertes. (…) Por eso es por lo que el gobierno actúa contra Wikileaks.
Nuestro mensaje, intenciones y objetivos potenciales. Anonymous.

En definitiva, respeto y me gusta Anonymous porque, por lo que puedo ver, es una expresión ciudadana de indignación ante la falta de libertad de expresión en cualquier ámbito. Y la libertad de expresión es una condición fundamental para una sociedad plural de personas libres que pueden así enriquecerse de la gran variedad de expresiones distintas. Es el extremo más opuesto y, por tanto, un foco de resistencia frente al adoctrinamiento mediático de la publicidad, la televisión, la falta de transparencia en la política…

Peligros de Anonymous

No obstante, veo algunos peligros que pueden llevar a una iniciativa ciudadana muy positiva a torcerse y acabar en algún tipo de radicalismo violento dirigido por los intereses de otros grupos con una marcada ideología. Mi esperanza es que el propósito original del movimiento no se pierda, pues creo que la falta de líderes y el respeto de la autonomía individual serán la principal salvaguarda que impedirá a Anonymous caer en los siguientes peligros:

  • Todo grupo humano, por muy democrático que sea, es susceptible de crear personas con más influencia en su interior. Si bien hasta ahora, cualquier intento de destacar ha sido duramente rechazado por los diferentes anonymous; siempre acechará el peligro de que algunos se vuelvan más influyentes y su opinión sea más escuchada que la de otros. Preguntados por esta cuestión, algunos anonymous responden en el artículo de El País:

Sería imposible, cada anonymous actúa de forma individual, él mismo decide si forma o no parte de una operación de forma totalmente independiente del resto. Si piensas en organizaciones reivindicativas del siglo XX, siempre han corrido el riesgo de que un topo se infiltrara y con el tiempo llegara a formar parte de la cúpula para desbaratar la organización desde dentro; eso sería imposible con anonymous, pues no existen líderes, ni se sigue una jerarquía formal.
Somos Anonymous. El País 16/01/2011

  • Su imagen pública es actualmente muy delicada, puesto que algunos anonymous han atacado webs como Mastercard o Paypal bloqueando su uso durante unas horas, a modo de protesta cuando estas impidieron la posibilidad de donar dinero a la causa Wikileaks. Algo parecido sucedió el día de la votación de la polémica Ley Sinde con las webs de algunos partidos políticos. Estas acciones les hacen aparecer en algunos Medios de Comunicación como simples piratas informáticos que no buscan otra cosa que el caos. Al respecto, muchos anonymous aclaran que no todos están de acuerdo con estos ataques (ni siquiera son todos hackers) y que no son sus únicas acciones. Otras acciones del grupo son repartir información para dar a conocer su lucha por la libertad de expresión o sus protestas contra el régimen tunecino.
  • En sus diversos foros de expresión e intercambio de ideas y blogs, se observa a veces la violencia verbal e incluso algunas amenazas contra otros que expresan su opinión de manera diferente. Entiendo que estos insultos provienen de algunas personas que no respetan el ideario básico de este movimiento (la libertad de expresión) y condenan ideas diferentes a las suyas. Es probablemente la exaltación de los newfags (novatos) que pretenden ser más papistas que el Papa y demostrar una  presunta mayor pureza.
    El mensaje y propósito de Anonymous son atractivos, sí, pero también son muy atrayentes para personas antisistema con una ideología violenta y de protesta porque sí. Por ejemplo, en uno de los primeras lemas de Anonymous aparecían expresiones algo preocupantes como legión” y “no perdonamos”. Sin embargo, en uno de sus últimos comunicados a los medios de comunicación, aparece un lema, en mi modesta opinión, muchísimo mejor:

Somos anonimos.
No perdonamos la negación de los derechos humanos
No olvidamos a aquellos que ayudan a los oprimidos.
A los gobiernos tiránicos del mundo… Esperadnos.
A message to journalists. Anonymous.

  • El peligro que veo es que este movimiento sea inundado por personas violentas que acaben teniendo peso y llevando a Anonymous a ser justamente lo que pretenden evitar: un grupo donde falta de libertad de expresión; por cuanto muchos antisistema tienen de dogmático al defender sólo su postura sin escuchar a los demás. Hasta ahora, en sus chats y foros suele llamarse al orden cuando alguien trata de ofrecer soluciones violentas.

El destino de Anonymous está en sus propias manos. Si este movimiento social logra mantener su defensa de la libertad con el respeto de la autonomía individual, no derivará en un grupo violento antisistema e irracional. Pero, en mi opinión, tendrá que contar con personas siempre dispuestas al diálogo abierto con diferentes puntos de vista y, a la vez, deberá impedir que cualquier manifestación violenta se desarrolle en el interior de sus filas. Evitarán así caer en cualquier tipo de dogmatismo del mismo signo de los que quieren combatir en estos días.

Hasta ahora sus esfuerzos van en ese sentido, apoyan la no violencia y evitan todo proselitismo, “no seas simplemente un seguidor”, puede leerse en alguno de sus mensajes. Otra manera de decir piensa por tí mismo. Es la ventaja de no tener ni lider ni objetivos oficiales: Anonymous quiere nutrirse de ideas de todos para salvarguardar la libertad en el mundo. Esperemos que siga así.

ACLARACIÓN: Este artículo refleja exclusivamente una opinión personal susceptible, como cualquier otra, de error. El autor del mismo no tiene ninguna relación con Anonymous ni pretende conocer o interpretar sus intenciones, así como tampoco pretende aleccionar a nadie sobre cómo debe actuar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s