¿CÓMO FALLA TU MEMORIA? Psicología y falsos recuerdos

Publicado: noviembre 19, 2016 en psicología

Tu memoria tiene muchos más fallos de los que crees. Pensamos que sólo cuando no tenemos algo claro, cuando los detalles se nos difuminan y no recordamos exactamente algo, es cuando podemos fallar…

Sin embargo, la psicología ha descubierto que puedes recordar algo detalladamente, sentir haberlo vivido tal cual de esa manera cuya imagen conservas con nitidez en tu mente, y aún así estar recordando algo que nunca sucedió.

No es una simple curiosidad: Hay personas encarceladas por falsos recuerdos

Una reciente investigación descubrió en Estados Unidos que de 300 personas que habían sido condenadas por error y hoy en día pudieron ser exculpadas por pruebas de ADN, tres cuartas partes habían sido condenadas debido al falso recuerdo de un testigo que declaró haberles visto cometer el crimen que jamás había cometido. Dicho de otra manera: los testigos habían acudido a un falso recuerdo de lo sucedido cuyas consecuencias fueron tan graves como culpar a un inocente.

Cómo funciona la memoria

La metáfora más común para entender cómo funciona la memoria suele ser el disco duro de un PC. Pensamos que cuando vivimos algo nuestro cerebro lo almacena como una imagen fidedigna de lo que ocurre, y más adelante, cuando necesitamos acceder a ese recuerdo, simplemente recuperamos esa imagen incorrupta.

Sin embargo las recientes investigaciones de la psicología han demostrado ampliamente que nuestra memoria no funciona así en absoluto. En realidad nuestra mente almacena muchos menos datos por cada recuerdo de lo que pensamos. ¿Cómo es posible que recordemos con un nivel de detalle minucioso? Porque en la mayor parte de los casos cuando nuestro cerebro accede al recuerdo, tiene que reconstuirlo y, en ese proceso, acaba inventándose muchos datos que en realidad no se corresponden con lo que sucedió en la realidad.

¿Qué son los falsos recuerdos?

Los recuerdos falsos son imágenes mentales nítidas de un sucedo del pasado que creemos que sucedió de la manera detallada en que lo recordamos. Pero, como su propio nombre indica, son falsos porque, o bien eso que recordamos no sucedió nunca; o bien sucedió de una manera diferente a como lo recordamos (es decir, que varios de los elementos del recuerdo no se corresponden con lo que ocurrió realmente).

El falso Efecto Mandela

 En mi último experimento psicológico sobre el Efecto Mandela confronté a nueve personas con varias preguntas sobre películas y juegos de su infancia, demostrando cómo tenían falsos recuerdos de 40 aspectos frente a 22 veces en las que recordaban correctamente.

Como expliqué allí, la teoría de la conspiración sobre el Efecto Mandela afirma que tales recuerdos se deben a cambios en la realidad motivados por viajeros en el tiempo, choque de dimensiones paralelas o en Matrix… Pero la psicología tiene una explicación mucho más convincente al respecto:

Cómo implantar falsos recuerdos

En el vídeo de hoy te explicaré cómo conseguí crear falsos recuerdos en todas esas personas, incluso cuando recordaban algo correctamente:

¡Para ver vídeos curiosos de psicología y experimentos sociales suscríbete a mi canal de YouTube aquí! https://goo.gl/yKhrl4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s